lunes, 13 de junio de 2011

El bombardeo de Alonsotegi




Era un día soleado, aquel domingo 13 de Junio de 1937, ni una pequeña nube en el cielo y tranquilidad en el pueblo, porque en aquellas fechas, apenas había tráfico y los chavales jugaban en la carretera a la pelota, a la trompa, a los iturris..., según costumbre de la época. En aquellas cisrcunstancias, solo las campanas de la iglesia se encargaban de anunciar la presencia de aviones enemigos, para ponerse a buen recaudo en el refugio que se construyó a tal fin. Aquel día y los siguientes el sonido de las campanas tuvo un timbre especial cargado de muerte y destrucción.
A media tarde aparecieron en el cielo 21 trimotores JUNKERS alemanes, perfectamente ordenados de tre en tres, en dirección y sentido Kastrexana a Balmaseda.Volaban muy bajos y cubrieron todo el espacio del cielo sobre la carretera de Alonsotegi. fue la primera experiencia de un bombardeo que se repitió más veces a lo largo de la semana. Aquellos bombardeos se cobraron las siguiente victimas:


                         Bernardino Gómez Arrieta, 66 años, en Alonsotegi
                         Victoriano Artiñano Vitorica, 44 años, en Arbuio
                         José Echebarrieta Azpitarte, 33 años, en Arbuio
                         Gregorio Arévalo Vargas, 10 años (?) en Camino Errota
                         María Ondarra Muñozguren, 34 años, en Arbuio.
                         Casimiro Castaños Sarachu, 48 años en Aldanondo.
                         Francisco Echebarrieta Azpitarte, 31 años, en Aldanondo.
                         Aurelia Arévalo Serrano, 39 años, en Aldanondo.
                         Patrocinio Hidalgo Hidalgo, 37 años en Arbuio.
                         Balbina Iñiguez Ruiz, 30años en Pertxeta.
                         Alicia Sasía Iñiguez, 4 años, en Pertxeta.
                         Luisa Ruiz Terán, 45 años, en Aldanondo.
                         Manuel Janeiro Rozados, 37 años en Aldanondo.
                         Jose Luis Janeiro Morera, 8 años en Aldanondo.
                         Isabel Jauregui Goiri, 34 años, en Aldanondo.
                         Aurelia Alfonso Muguruza, 13 años en Arbuio.
                         Josefa González Redondo, 20 años en Arbuio.
                         Mª Luz Buján González, 10 meses, en Arbuio.
                         Juan Galíndez Zugasti, 52 años, en Ularki
                         Primitiva Hurtado Tellaeche, 58 años, en Mintetxu.
                         José Martín Longarte Hurtado, 33 años, en Santa Agueda.
                         Juan Monasterio Arríen, 45 años en Santa Agueda.
                         Eleuterio Blanco Rodríguez, 50 años en Arbuio.
                         Felisa Antolín Elguera, 34 años en Arbuio.
                         Zoilo Sasía Lastra, 67 años, frente al refugio.
                         Mª Antonia Iturbe Ocerin, 80 años, en el túnel de Arbuio.
                         Bonifacio Belarrínaga Uribe, 47 años, en Alonsotegi.
                         Lázaro Cirión, 4 años, en Mintetxu.

Este es el tributo que Alonsotegi soportó en aquella guerra, aparte de los muchos heridos, sufrimientos indescriptibles, viviendas y bienes construidos, como las vidrieras de la iglesia de San Bartolomé.


En los 2 videos siguientes, el testimonio de algunos de los que vivieron aquella masacre. Algunos por desgracia hoy ya no están entre nosotros.




Además el pueblo de Alonsotegi pagó otro tributo, 20 hombres jóvenes que murieron en los campos de batalla o como consecuencia de las heridas sufridas en la guerra. He aquí sus nombres, su edad, y el lugar donde murieron:

Gerardo Álava Ruiz 23 años en Monte Maroto.
Manuel Beascoechea casado, en Monte Saibigaín, 20 años.
Francisco Eguinoa Martínez, 28 años, en Monte Sollube.
Toribio Álvarez Maza, 39 años, en Peña Lemona.
Secundino Rodríguez Posadas, --, en Peña Lemona.
Pedro Hurtado Salazar, 24 años, en Larrabetzu.
José Tellechea Garay, 22 años, en Larrabetzu.
Casimiro-Antonio Alonso Martín, 23 años, en Larrabetzu.
Sabino Careaga Zabala, 20 años, en Larrabetzu.
Pablo Longarte Gardoqui, 33 años, en Artxanda.
Florentino Urraza Miranda, 22 años, herido en Larrabetzu.
Romualdo Agoiz Lastra, 25 años, en Balmaseda.
Juan Larrinoa Arza, 22 años, en Ampuero.
Hilario Rodríguez Posadas, --, en un hospital de Gijón.
Hilario Castro Zabala, 28 años, herido en tren a Sevilla.
Jesús Olarieta Salazar, 24 años, en Teruel.
Ricardo Gabiña Yarto, 19 años, en un hospital de Tarragona.
Jesús Ugarte Yarto, 19 años, en Extremadura.
Serafín Olabarrieta Mendive, 23 años, en Asturias.
Gustavo Iriondo Urraza, 23 años en Urkiola.

Texto y fallecidos recogido de una hoja informativa editada por la parroquia de Alonsotegi en el mes de Junio de 1999.

No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (JUNIO 2014)

My name is Vitas


Habréis podido comprobar en estas líneas, que cuando "trabajo" como Disck Jockey mi nombre es DJ Vitas. Alguno ha habido que me ha preguntado el por qué de ese nombre y se lo he explicado, pero aprovecho el blog para contarlo.
Los hechos se remontan a los años 70 cuando a unos amigos de Alonsotegi nos dio por subir a una pista de tenis que había en el monte para jugar unos partidillos. La pista la habían hecho mis padres y sus amigos, al lado de un pequeño "txoko"" (cabaña) que teníamos en Mintetxu. Más que una pista era un pedregal, por la parte de la casa de Zabaleta/Etxebarria tenía una subida que parecía el Mont Ventoux, uno de los laterales tenía al lado la ladera del monte de forma que si te la cruzaban bien acababas comiendo más helechos que La Carranzana (famosa cabra de Zabaleta), había quien tenía hasta su propia piedra a donde dirigía sus saques para lograr un ace por rebote inalcanzable.
Allí solíamos subir, Manu, Forme, Michel, Txema, Alfonso, Iñaki, Ramontxu, Paty, Blas y alguno que otro que seguro se me olvida. Creo que incluso Iñigo hoy "miembro destacado del gobierno vasco" también pasó por las "famosas pistas de tierra batida".
Como me recuerda Ramontxu en un email que me envió el otro día "...me he acordado del Wimbledon de Alonsótegui, allí arriba y de Vitas Gerulaitis, y de ... que recuerdos." Pues sí, aquel era nuestro Wimblendon o nuestro Roland Garros particular, allí pasábamos tardes enteras de verano entre cabras, pasingbols y cafés de puchero. El remate final era la bajada hasta Alonsotegi cuando empezaba a oscurecer, ese era el momento mágico en el que hablar de extraterrestres, de la vida en otros planetas y por qué no, de discutir sobre la existencia de Dios.
En aquel contexto, y en un pueblo en el que los motes son más conocidos que el nombre propio, alguno me  tenía que caer. Al llamarme Jesus a alguien le dio por "anglizar" mi nombre y me empezaron a llamarme "Yisas" . Como por aquella época uno de los mejores jugadores de tenis era el americano Vitas Gerulaitis, mi nombre de guerra pasó a ser Jesus(Yisas) Gerulaitis. Con el tiempo acabé adoptando el verdadero nombre del famoso jugador y muchos de mis amigos me llaman desde aquello Vitas. Como a mi también me gusta, yo también lo utilizo en algunos casos. Lo de DJ Vitas es precisamente uno de esos casos.
El otro día Paty el nombre de guerra de uno de los "cabezas de serie" de aquellos míticos Wimblendon/Mintetxu me enviaba una imagen que hacía que me reafirmara todavía mucho más en mi apodo. Qué bonita la respuesta de mi "buen amigo Vitas", todo una oda al saber perder con orgullo, al mantener la cabeza alta pese a los fracasos  y como no al buen sentido del humor!

Entradas populares