jueves, 24 de marzo de 2016

Agur Johan.


Corrían los años 60 cuando la camiseta blanca con una franja roja vertical en el centro, hacía furor entre los peques. Era la camiseta del Ajax, el equipo de moda, el dominador de una época con 3 copas de Europa, una intercontinental y una recopa. Era el equipo de  los Johan Neeskens, Ruud Krol, Johnny Rep y por supuesto de Johan Cruyff.
Cuando se supo que el número uno del futbol mundial (tres balones de oro) fichaba por el Barça, el revuelo que se montó fue de órdago. Creo que para entender lo que supuso, basta con contar uno de los chistes que se oían por Bilbao en los días anteriores al debut de Cruyff en San Mamés aquel primer año del astro holandés en España:

Uno que venía de comprar las entradas del Athletic - Barça se encuentra con un amigo y este le dice.
-         - Te tengo que dar una mala noticia.
-         - ¿Sí? ¿Qué ha pasado?
-        - Que se ha muerto tu mujer.
-       -  Qué susto! Pensaba que no podía jugar mañana Cruyff.

El chiste quizás resulte un poco bárbaro, pero indica, la locura que representó la llegada de Cruyff a la liga española..

Aquel primer partido de Hendrik Johannes Cruijff en San Mamés, que terminó 0-0, será siempre recordado por el tortazo que Villar (perenne presidente de la Federación Española deFutbol) dio al crack holandés. El episodio  hizo que se comentara de broma  que el medio centro vasco iba a dejar el fútbol para dedicarse a la "repostería". El negocio se llamaría "GALLETAS VILLAR".
El año siguiente acompañando a un amigo hijo de un catalán,  nos acercamos a ver al crack mundial y al resto de plantilla del Barça(Sotil, Rexach, Asensi,...) que se alojaba en el Hotel Ercilla de Bilbao. Allí pudimos ver a buena parte de los jugadores y recolectar unos cuantos autógrafos.  Ya por aquel entonces entre las bambalinas del hotel se oía hablar del "vicio" que al final ha costado la vida al gran Johan. Era voz populi que la estrella del Barça fumaba hasta por los codos.

Sobre el fútbol de Cruyff poco hay que añadir, recuerdo esos sí sus “bicicletas”, sus cambios de ritmo y sobre todo sus pases con el exterior. Mi padre alucinaba “todos los entrenadores diciendo que no le déis con el exterior y viene el número uno del mundo y se hincha a dar pases con esa parte del pie!” Y es que esas subidas por la banda izquierda con pase con el exterior cuando el defensa ni se lo imaginaba, fueron uno de los sellos de aquel genio.
Cruyff deja una amplísima videoteca con jugadas y goles de todas las facturas pero una de las jugadas que definen al mito es la que supone el penalti que da lugar al gol de Holanda contra Alemania en la final del Mundial 74. En el minuto 1 de toda una final de un mundial, coger un balón en el centro del campo y hacer una jugadón con cambio de ritmo incluido que te lleva a forzar un penalti en el área rival, está solo al alcance de los más grandes.


Y después llegó su etapa de entrenador donde también dejó muestras de su gran personalidad. Jugar con tres defensas en toda una liga española solo se le podía ocurrir a él. Luego tuvo que rectificar, pero lo que no rectificó fue su estilo de juego con toques y posesión constante del balón. Sí, ese sistema que ha definido al Barça y a la selección española de los últimos años, y que les ha llevado a a la cima del fútbol mundial. También el tiki-taka es un sello del maestro.

Hoy se va uno de los más grandes del césped y de los banquillos, y en "Mi abuela Ciriaca" no podíamos dejar la ocasión de rendirle nuestro sincero homenaje. Agur Johan!

jueves, 10 de marzo de 2016

Barey - Say yai


Ya está aquí el tema que lleva España a Eurovisión.Quedará anteúltimo como siempre pero es un cañón. Este sábado le estrenaremos en la Falla Avenida des Furs!! 

No te rindas Ingeniero


Con el debido respeto al resto de carreras...


jueves, 3 de marzo de 2016

Stressed Out de Twenty One Pilots en 41 "covers"


El gran Zapatou siempre nos sorprende y nos acerca joyas visuales y musicales. Esta vez se trata de un vídeo hecho de 41 versiones del tema  Stressed Out de Twenty One Pilots. Disfruten:




ENTRADAS HISTORICAS (ABRIL 2015)

20 de abril del 90 (25 años después)


Supongo que conocerás la famosa canción 20 de Abril del 90 de Celtas Cortos. Sin no la conoces puedes escucharla aquí.Es una canción que me gusta muchísimo y que he cantado un montón de veces en los karaokes del mundo.

Hoy 25 años del día que da título a la canción he descubierto, gracias a la revista GQ, que la carta que Jesús Cifuentes (Cifu) envía a un antiguo "amor"y que da lugar a la canción, tuvo respuesta.

La respuesta no está precisamente llena de halagos, y de buenos recuerdos, si no todo lo contrario. Para ellos lo bueno y lo malo de aquel día y aquella relación, pero qué queréis que os diga, echo de menos como mínimo a la protagonista el agradecer que de aquella historia. buena o mala, surgiera una obra maestra como creo que es la famosa canción.


Aquí tenéis la letra de la canción y la respuesta de la chica:

Hola, chata, ¿cómo estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal.
Pues es que estaba aquí solo,
me había puesto a recordar,
me entró la melancolía
y te tenía que hablar.


Hola “chato”:
(¿Me has llamado chata? ¿de verdad? ¿te ha poseído Arturo Fernández?) Pues ya que lo preguntas estoy mejor que en brazos. Y sí, sí que ha pasado mucho tiempo. Y no, de ti realmente ya no me sorprende nada. O sea que tus amigos hoy no salen, y te has dicho en pleno calentón “voy a escribirle una carta a ésta, a ver si suena la flauta”. Pues no, no ha sonado. De hecho no hay flauta, ni flautista, ni nada.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.
Lo de la cabaña lo recuerdo, claro que lo recuerdo. Yo allí contigo y con éstos, todos juntos de fin de semana romántico en ese submarino. Lo de las risas ya no tanto, mira por donde. Eso sí, estoy viendo como si fuera ayer a tus amigotes haciendo chistes verdes y poniéndose del revés mientras tú no podías ni sostener la guitarra. Y luego, los dos comas etílicos en medio de la montaña y la posterior peregrinación al hospital a las 5 de la mañana. Conducía yo, no sé si se te acuerdas, porque era la única que podía ver. Me alegro mucho de que tus colegas hayan cambiado, porque así no iban a ninguna parte.


Pero bueno, ¿tú qué tal? Di.
Lo mismo hasta tienes crios.
¿Qué tal te va con el tío ese?
Espero sea divertido.
Yo, la verdad, como siempre,
sigo currando en lo mismo.
La música no me cansa,
pero me encuentro vacío.

Pero hablemos de mí, que veo que ahora de repente te interesa. Te cuento brevemente: sigo con el “tío ese”, que tiene un nombre, se llama Joaquín. Es muy divertido, buena persona y romántico. Trabaja de profesor en la universidad, lo cual automáticamente lo convertirá para ti y tus amigotes en un aburrido trajeado y un vendido al sistema. Nadie es perfecto. Y por ahora no tenemos críos, pero estamos entrenando mucho, muy duro y por todas partes por si llega el día. Me duele leer que te sientes vacío, ¿tu grupito ese de fans putones ya no te llena? Aun así, y para que veas que no te guardo rencor, me alegro de verdad de que la música no te canse, sigue en ello porque lo demás se te da aún peor.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.

Veo que repites lo de la cabaña esa de los horrores. Y veo que has escrito la carta en rima asonante (tú es que no sabes rimar, Jesús, te lo he dicho muchas veces). Así que si sacas una canción sobre esto, por favor, no digas mi nombre.


Bueno, pues ya me despido,
si te mola me contestas.
Espero que mis palabras
desordenen tu conciencia.
Pues nada, chica, lo dicho,
hasta pronto si nos vemos.
Yo sigo con mis canciones
y tú sigues con tus sueños.

La verdad es que no te iba a escribir, pero cuando has dicho eso de “si te mola me contestas” he visto la luz. Y es que tienes los santísimos de apelar a mi conciencia. Yo que he sido tan mala de abandonarte porque (palabras textuales) “no tenía sensibilidad para apoyarte en tus complicados procesos creativos musicales”. Así que tú sigue con tus canciones, no te vaya a dar otro ataque de ansiedad como aquella vez que intentaste trabajar de verdad. Yo seguiré con mis sueños, esos imposibles, que son básicamente tres comidas al día, ropa limpia, un poco de cariño y otros caprichos egoístas de “burguesa acomodada”.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.

Pues eso, que te vaya bien en la cabaña, que veo que te has quedado ahí. Espero no encontrarme contigo, y si te encuentro y me hago la loca, no te lo tomes a mal, es que me das mucha pereza.
Hasta siempre, chato.

Y tú lector de este blog con quien te identificas más con Cifu o con la chica?

Entradas populares